¡CUSCO, PERU!

By jueves, abril 14, 2016 , , , ,


¡Hola! Tenia muchas ganas de compartir algunas fotos de nuestro tiempo en el Cusco, Peru. Esta ciudad es tan colorida, encantadora y las personas son tan amables que no dan ganas de irse y a veces tampoco te quieren dejar ir. 


¡Mi foto preferida de estas dos pequeñas, en nuestro (por votación unánime) nuevo hotel preferido!


La plaza de armas es muy linda y pintoresca. Aquí acontecieron hechos muy importantes para la historia del Peru.




Me hubiese gustado haber llegado desde el principio a algún otro lugar con menos altura de la que tiene el Cusco (3600 metros¡¡¡) pero nuestros días eran un poco limitados, por lo que luego de una escala en Lima, aterrizamos directamente en el Cusco de madrugada. Las personas del Hotel Marriott amablemente nos facilitaron la habitación antes del check in para mi suerte, porque luego de una hora estando en el Cusco comencé con malestares, creo que mi cuerpo noto de inmediato el cambio en las limitaciones del aire.  Así, me pase las primeras 12 horas encerrada en el cuarto del hotel. Por suerte las peques no sufrieron ningún inconveniente y es que ya me habían dicho que los niños son mas adaptables a los cambios de clima. En nuestro caso solo fuimos los adultos los mas perjudicados.


Me pequeña ama todo tipo de flor y estuvo encantada de ver tantas especies diferentes en este viaje.

 



Con las peques nos dimos un buen tour por el hotel que nos trajo la historia al presente, que anterior a esto fue un convento del siglo XVI y declarado patrimonio cultural por el gobierno Peruano. Este fue restaurado y aun en sus subterráneos se pueden apreciar grandes construcciones desde el periodo Pre-Inka hasta el periodo Contemporáneo.
Nosotros tomamos el tour que ofrece a estas ruinas y realmente me impresiono que existan calles, construcciones y prácticamente una ciudad que fue tapada con el tiempo pero que a pesar de todo aun se mantiene en pie.





¡Yoga, concentración y relajación antes de irnos de excursion!





Nuestro itenerario consto de unos días en el Cusco, luego a Machu Picchu por dos noches y nuevamente un par de noches de regreso en el Cusco. Mi mama nos acompaño, y al igual que nosotros dividió sus estadías en diferentes hoteles, con opción de viajero/a solo/a. Mas adelante haré un post con todos los detalles de alojamiento, museos y traslados.



¡Esos balcones provocaron que de mis ojos salieran corazones!




Explorando las hermosas calles de el Cusco.


En el Cusco hay un Museo del Chocolate muy bueno, que de tan bueno, no le tome fotos :/. Lo recomiendo mucho, lo que comí fue el verdadero cacao, trabajado directamente con su grano. Tienen barras con quinoa, semillas locales, de leche, amargos y también hacen clases para adultos y niños, ademas, de contar con un pequeño, ¡Museo del Chocolate!




¡Con toda la tropa!









Así de rendidos llegábamos de las excursiones. Jajaja.



Con respecto al mal de altura: Gracias al tanque de oxigeno que me facilito el Doctor del Hotel pude salir rápido del paso (La mayoría de los hoteles ofrecen oxigeno o lo encuentra en farmacias). También me comento que en todas las personas puede ser diferente. El malestar puede ser tremendo o puede ser nada. Aconsejo recurrir al oxigeno al primer momento de llegar al hotel, pues así evitaras perder valioso tiempo de viaje estando enfermo. Esto podría hacer una buena diferencia después de usarlo.

You Might Also Like

0 comentarios