NUESTROS 5 DÍAS EN LA HABANA. CUBA, PARTE II.

By viernes, diciembre 07, 2018


Cuba siempre había sido un misterio para mi y algo un poco inalcanzable. Para alguien que siempre pretende tener el control de las cosas a través de reservas en webs fue un desafío no contar con nada de eso y además, rehusarse completamente a utilizar una agencia de viaje. Creo que es la primera vez que decido no complicarme demasiado y resolver lo que se necesite en la medida que se pueda.
Todo lo vintage de Cuba tiene un montón de puntos a favor. No solo los autos son antiguos, las construcciones, la vestimenta, incluso la comida se siente de otra época. También creo que nunca había estado tan emocionada-ansiosa-nerviosa-quizasconmiedo. Era el primer viaje que sentía “extraño” y tal ves sin una razón. Por que cuba podrá estar pasado de moda pero toda esa onda retro me encantó. El departamento en vedado lo ame, caminar todas las mañanas por el malecón es algo que ahora he comenzado a recordar con nostalgia a diario. 
Me alegra mucho que hayamos dado el pasó y haber visto el Cuba de ahora y no el de 2 o 5 años más porque creo que al cuba que conocí ya no le queda mucho.
Aqui hay un monton de fotos de lo que hicimos y comimos en La Habana despues de pasar cinco dias en Varadero!

DONDE DORMIMOS.
En nuestro viaje tuvimos la suerte de encontrar disponible un departamento por Airbnb con el espacio suficiente para nosotros cinco. Aunque sabíamos de antemano que estaba retirado del centro de la ciudad, para nosotros era perfecto. Queríamos algo apartado del bullicio de turistas y eso fue justo lo que encontramos. Teníamos el piso 11 y justo en Frente del malecón. Tenía un montón de hermosas y gigantes platas tropicales verdaderas por todo el living y comedor, además un muy bonito decorado arbol de navidad. Nosotros éramos los únicos “bichos raros” del sector y aunque me dijeron que tenía cara de cubana, justo cuando empezaba a creerlo alguien me encontró cara de rusa jajaja.

Aquí, les dejo el link del departamento. 

¡Ahora vamos a lo que hicimos! Hice un montón de investigación antes de llegar pero los libros y guías de cuba que había en el departamento nos ayudó mucho más. 
También creo que hacia mucho que no leía tanto. Definitivamente tengo que poner en práctica eso de cortar el internet en casa, aunque sea por una o dos veces por semana. 

COSAS QUE HICIMOS.
Museo de la revolución: El museo esta en la que alguna vez fue la casa de gobierno y aun tiene las marcas de la revolución en las paredes, además de las naves ocupadas por Fidel y los revolucionarios y un salón de los espejos (que estaba en remoledacion) pero que miramos por fuera y era TAN pintoresco y elegante. 

Hotel Nacional de La Habana:Esta en una pequeña cima y es perfecto para la puesta de Sol!

Gran teatro de La Habana Alicia Alonso:Nuestro sueño era ver un espectáculo pero también estuvo muy bien hacer la visita guiada. Ese teatro es espectacular. Y las entradas se agotan rapidísimo.

Plaza de la Catedral: Tenia un hermoso estilo barroco y habían un montón de lugares para sentarse a tomar algo. La catedral tuvo los restos de Cristóbal Colon hace unos docientos años y estar ahí se sentía tan cool!

Castillo de la real fuerza:Era todo lo que imaginamos de un castillo. Rodeado de agua y varios cofres con oro de verdaderos piratas que fueron rescatados del fondo del mar cubano.

Calle Obispo: Las construcciones mas antiguas de la Habana vieja están aquí, además del Hotel Ambos Mundos, donde se hospedo Ernest Hemingway. También aquí hay un montón de arte.

Museo Napoleónico: Cuando leí de Napoleón en Cuba me parecía que algo me había perdido en los pormenores de la Revolución Francesa. Pero en realidad era la colección de un fanático cubano. Hay infinidad de cosas pertenecientes a la familia Bonaparte. Cosas tan curiosas como su cepillo de dientes, una muela y millones de libros antiguos.

Parque Central: Dónde está la estatua de José Martí y frente al teatro Alicia Alonso y el Hotel Inglaterra. También donde los cubanos se reunen a discutir cosas hablando muy fuerte, que mas tarde descubrí que era sobre tácticas de béisbol.


Malecón: Hubo un frente frió que provoco que unas grandes olas rompieran en la muralla del Malecón. Y esto era una de las cosas más lindas de ver. 
DONDE COMIMOS
Antes quiero que sepas que todos los lugares a los que fui los busque en alguna guía de viaje y no son por ningún motivo un lugar solo fotografiable. Nuestra visita a estas cafeterías y restaurantes se limitan únicamente a nuestro deseo de un buen café y fruta fresca para las peques.

Café Presidente: En el Vedado. Fuimos de esos clientes habituales que se sientan varias horas a leer, conversar y pintar mientras esperábamos que llegara nuestra comida. Aquí y en muchos lugares de la habana la demora de los platos en chile la llamaríamos excesiva pero cuando nos dimos cuenta que es la cultura no nos complicamos y solo llevamos un montón de cosas para pasar el rato. Supongo que tener un día ajetreado ayudaba con las ganas de permanecer sentado pero también creo que nos hicimos asiduos a mirar como transcurre la vida cubana.
En el café presidente servían café con leche en grandes tazas y con mucha espuma. La carta tenia de todo. Desde batidos y sandwichs hasta suculentos platos de almuerzos.

Café Suiza: En la Habana vieja. Un montón de batidos, helados que las peques amaron, croisants y por supuesto café!

Hotel Melia Cohiba: Solo pasamos aquí para cambiar moneda pero también encontramos buen capuchino, aire acondicionado, bonitos baños y fruta fresca.

Área 53: En el Malecón: Definitivamente el peor café...Pero...los mejores sandwich lo compensaron.

Café espada: Problemas con el café, que después de explicar como lo quería se solucionaron. Ellos siempre están abiertos a saber el gusto del extranjero y estoy muy agradecida por ello. Aquí tuvimos un almuerzo rápido cuando caminabamos hacia la Habana vieja.  Me gusto que a pesar de no tener algunas cosas que pedíamos siempre estaban dispuestos a "resolverlo" como decían ellos.

Iberostar Parque Central: Habíamos caminado un montón y lo único que queríamos era un poco de aire acondicionado. En el primer piso hay donde comer casi de todo (desayuno, almuerzo y cena) y creo que fue una de las mejores comidas que tuvimos. Aunque era algo mas costoso que la mayoría de los lugares a los que habíamos ido.

Café Bohemia: Comimos aquí en nuestro ultimo día en la Habana. Es como un local de moda y con estilo. Bien decorado y con variedad de jugos y limonadas. Realmente disfrutamos probando un montón de mezclas de jugos! También los pasteles eran de otra dimensión.


Las tres chicas fanaticas de la Reina Maria Antonieta. :D
Museo Napoleonico.
Taaaan bueno ese pastel del Cafe Bohemia.
En la bonita Plaza Vieja. Recién remodelada.
El jugo de coco era algo que realmente deseaba probar!

Espero haber sido de tu ayuda y que agregues a tu lista de deseos a Cuba ¡Es un país tan hermoso!

You Might Also Like

0 comentarios